Tras la jubilación se vive de media hasta 20 años más, una de las tasas de esperanza de vida más altas del mundo que junto a la progresiva reducción de la natalidad vislumbran una nación paulatinamente envejecida. Las empresas tendrán que adaptarse, así como los bienes de consumo y servicios, para este segmento de población. La revolución económica de las canas ya está en marcha.

De los 9.671 trabajadores que decidieron en el 2013 compatibilizar un salario y la pensión, 7.671 lo son por cuenta propia. Traducido a porcentaje, más del 80%. Para poderse acoger a esta fórmula es necesario haber cumplido la edad legal de jubilación y haber cotizado 35 años.

 
 

Opinion